La FAA quiere prohibir los portátiles en las maletas facturadas.

Llevar tecnología en los viajes en avión se está poniendo cada día más complicado. Si has pasado el control de equipajes antes de subir a un vuelo sabrás que debes pasar en una bandeja separada tu ordenador, tableta e incluso otros dispositivos como cámaras un poco más voluminosas de la cuenta o un disco duro externo. Si vas a aterrizar en EEUU, es posible que desde algunos países (entre los que Donald Trump quiere añadir a los europeos) no puedas entrar siquiera con el portátil a la cabina del avión y ahora, la FAA, el organismo que regula la aviación norteamericana quiere prohibir cualquier dispositivo electrónico más grande que un smartphone en el equipaje facturado. Es decir, que es posible que los ciudadanos de ciertos países directamente no puedan viajar con un ordenador a EEUU, ni en la cabina, ni facturado como equipaje.

Según explica Engadget, la agencia de la aviación norteamericana ha propuesto la prohibición de cualquier dispositivo electrónico con baterías de litio mayor que un smartphone para evitar un posible incendio que, si se combina con otro elementos que puede haber en una maleta como líquidos inflamables o aerosoles, puede convertirse en un peligro para todo el avión.

Al parecer, la FAA ha realizado pruebas con 10 portátiles dentro de maletas con un sistema para calentar la batería y forzar su ignición. En uno de los experimentos, dentro de la maleta se añadió un aerosol (un elemento también prohibido en una maleta facturada) que se incendió junto con el portátil creando un fuego que no fue posible controlar con los sistemas de supresión de incendio que hay instalados en las zonas de carga del avión. En otras pruebas, los resultados fueron similares con líquidos como quitaesmalte (que lleva acetona, otro elemento prohibido) o con el alcohol de geles para desinfectar las manos.

A pesar de que lo que debería prohibirse es la combinación de estos elementos (o en todo caso los líquidos o geles inflamables), la FAA considera que hacerlo de este modo confundiría a los pasajeros: “Creemos que sería difícil para los pasajeros comprender y cumplir correctamente los requisitos que varían en función del contenido específico de su equipaje facturado. La complejidad aumenta la probabilidad de incumplimiento y la presencia continua del riesgo”, dice al parecer el documento de la FAA.

Por suerte, la FAA, sencillamente cree que estos dispositivos electrónicos deben ir en la cabina con el equipaje de mano (que al fin y al cabo es lo lógico para evitar golpes o robos) ya que afirma que el personal del avión es mucho más eficaz a la hora de evitar un incendio que cualquier sistema automático. El problema es, como decíamos, que otras autoridades como el departamento de seguridad nacional de EEUU quieren prohibir también los portátiles en cabina porque afirman que los terroristas pueden camuflar explosivos en ellos.

Fuente: Ok Diario

fuente AVIACION AL DIA